martes, 11 de febrero de 2014

EL INSOMNIO



El Insomnio es un trastorno bastante frecuente que afecta a una de cada cuatro personas en España, cerca del 35% de adultos lo padece e incluso el 70% de los mayores de 60 años.

Pero, ¿Qué es el Insomnio? El Insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido durante la noche. Los episodios pueden aparecer o desaparecer (episódico), durar hasta tres semanas (corto plazo) o ser de larga duración (crónico).

Las personas que presentan este problema suelen manifestar dificultad para quedarse dormidas por las noches,  varios despertares durante la noche y cansancio y  somnolencia durante el día. 

Entre las Causas del insomnio suelen estar hábitos de sueño o estilo de vida inadecuados, uso de medicamentos o fármacos que alteran el sueño u otros trastornos mentales o enfermedades físicas.

Por ello, Tener unos Hábitos de Sueño y un Estilo de Vida Adecuados puede ayudarnos a combatir el Insomnio. Éstas son algunas Prácticas útiles para ayudarte a dormir:
  • En la medida de lo posible, programa y mantén un horario para dormir, acuéstate a la misma hora todas las noches y levántate a la misma hora cada mañana.
  • Evita fumar, tomar alcohol, café o té negro, durante las 6 últimas horas antes de ir a dormir.
  • Evita realizar comidas copiosas o ingerir grasas antes de ir a la cama.
  • Practica deporte durante 20-30 minutos al día, por lo menos antes de 3 horas de irte a dormir.
  • Desarrolla una rutina de relajación antes de irte a la cama, dedica un tiempo a leer, ver la televisión u hacer otras actividades que te relajen.
  • No utilices la cama para realizar otras actividades como ver la televisión,  leer, comer, trabajar, …
  • Vete  a la cama cuando te sientas realmente cansado.
  • Evita dormirte fuera de la cama.
  • Evita dormir durante el día y si necesitas hacerlo, no duermas más de 10 a 15 minutos unas 8 horas después de despertarte.
  • Evita quedarte en la cama despierto, si pasado un tiempo no consigues dormir, vete a otro cuarto y realiza una actividad que te relaje.
  • Evita tener un reloj visible en el dormitorio porque “mirar el reloj” solamente intensificará la miseria del insomnio.
  • Mantén el dormitorio oscuro, libre de ruidos y con una temperatura confortable.
  • No transformes tu tiempo en la cama en el tiempo de resolver problemas, haz una lista de las cosas para hacer al día siguiente y después intenta pensar en cosas agradables.
  • Si necesitas levantarte durante la noche, evita la exposición a luces intensas o brillantes.
Olga García Bermúdez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada